Conocer las historias familiares, los cuentos tradicionales, acompañados de cantos y retahílas son ideales para estar con los abuelos.

La licencia de maternidad es el tiempo más mágico para conocer a tu bebé, para aprender juntos y lo más importante para compartir. En los momentos en que el bebé esté descansado y presenta interés en el mundo que lo rodea, permitirle que agarré los libros con sus manos, muerda, chupe y tire.

Las mañanas pueden ser un tiempo para estar rodeados de libros y para que éstos sean una compañía segura debes revisar que no tengan formas o aditamentos que lo puedan golpear o poner en riesgo.

Los libros de tela o hule, las diferentes texturas y los colores vivos son ideales para entregar a nuestros bebés.

En la noche y antes de dormir que mejor que masajear a tu bebé mientras le cantas, no es necesario ser un gran cantante pues para él lo más importante es escuchar una voz que lo acune y lo calme. Antes de dormir podemos leer una historia corta y cantar una nana tradicional, de esas que todos nos sabemos.

Te recomendamos algunos para compartir en familia:

  • Arrorró mi niño: cancionero de cuna, ed. Ekaré
  • Arrullo de María Baranda, ed. El Naranjo
  • Duerme negrito de Paloma Valdivia, ed. Fondo de Cultura Económica
  • Éstas son las mañanitas de Carlos Pellicer López, ed. Fondo de Cultura Económica

Autoras:
Sandra Zuluaga, Directora de Ratón de Biblioteca
Sandra Gutiérrez, Bibliotecóloga

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados (requerido)