Durante 23 años Tolkien escribió cartas a sus hijos haciéndose por Papá Noel, esta libro recoge estas historias del polo norte.

Si están pensado que leerle a tus hijos, nietos, sobrinos en esta navidad, quiero recomendarles una obra de literatura infantil muy reconocida y que les puede gustar.

El cuento se llama Las cartas de Papá Noel, un libro escrito por John Ronald Reuel Tolkien, distinguido como J.R.R. TOLKIEN, nada más y nada menos que el autor de las novelas clásicas, El hobbit, El señor de los anillos, Fantasía heroica y El silmarillion.

Todo comienzo en 1920 ante un interés: que Papá Noel fuera reconocido y valorado por los niños, más por lo que era que por los regalos que les dejaba en las medias todos los años de Nochebuena. Por ende, cada año los hijos de J.R.R. Tolkien, recibían una carta de Papá Noel, en donde les relataba maravillosas historias sobre la vida y acontecimientos que surgían en el Polo Norte, algunos divertidos y otros alarmantes:

  • Como todos los renos se escaparon y esparcieron regalos por todas partes.
  • Cuando Oso Polar, muy dado a provocar accidentes, escaló el Polo Norte y se cayó a través del tejado de Papá Noel, aterrizando en el salón.
  • Cuando el Oso Polar puso todo el Polo Norte NEGRO y sacó a las estrellas de quicio, rompió la luna en cuatro e hizo caer al Hombre de la luna.
  • Lo que ocurrió en las guerras contra el molesto grupo de Duendes que habitaban las cuevas de las cavernas.
  • Entre otras aventuras.

A medida que pasaba el tiempo, el mundo de Papá Noel se iba haciendo más grande, tras la cuantía de personajes que iban apareciendo en las historias de las cartas: Elfos de la Nieve, Gnomos Rojos, Hombres de Nieve, Osos de las Cavernas, y los sobrinos del Oso Polar, Paksu y Valkotukka.

Pero lo que considero más valioso de estas historias, fue el hecho de conocer que quien les escribía realmente las cartas a los hijos de J.R.R. Tolkien, era él mismos. Durante 23 años hizo estas cartas a sus hijos, simulando la caligrafía de Papá Noel, y también la de sus ayudantes; el Oso Polar, quien usa un nuevo alfabeto, de dibujos: en la historia del Oso Polar en las cavernas. También simula la caligrafía del Elfo Ibereth y el Secretario, este con una caligrafía más bien fina y ligera.

La mayoría de las cartas estaban ilustradas por dibujos originales del autor, que se reproducen íntegramente en las ediciones publicadas de las cartas. Tolkien también diseñaba y dibujaba sobres, sellos y matasellos del Polo Norte para representar los envíos, que entregaba a sus hijos por mediación del cartero, o dejándolas junto a los regalos en la mañana de Navidad.

La primera carta que creó fue para su hijo mayor Jhon en 1920, que para ese entonces tenía 3 años, hasta 1943, año en el que su hija Priscilla cumplió los 14 años. Y realmente es apreciable conocer como duro tantos años escribiéndoles a sus hijos y ellos de igual manera respondían a las cartas (aunque estas no se ven en este libro).

¿Por qué Tolkien se hizo pasar por Papá Noel?

Tal vez esa fantasía que Tolkien quería hacer vivir a sus hijos era porque él tenía una creencia religiosa muy arraigada al cristianismo desde el catolicismo. Fue un hombre muy creyente de Dios. Y la navidad es una festividad muy importante en el cristianismo por ser la conmemoración del Nacimiento de Jesús de Nazaret, en la iglesia católica.

Tras la muerte de Tolkien, sus hijos encuentran todas las cartas, tanto las que él les enviaba como las que sus hijos respondían a Papá Noel. Es así como tras 3 años de su muerte, su hijo Christopher decide junto con su esposa Baillie Tolkien editarlas y publicarlas en un libro, pensado para adultos y jóvenes, mas no para niños. Pero ante su estilo literario de fantasía, los padres de familia compartían estas cartas con sus hijos, como un ritual, leían una carta por noche ante la llegada de Noche buena, día en que Papá Noel llega a dejar sus regalos en las medias.

Como dije desde un principio, si te gusta leer este tipo de literatura y quieres que tus hijos, nietos, sobrinos conozcan más de Papá Noel, este es un libro que te puede ayudar a través de estas cartas.

Autora:
Adriana Castaño
Promotora de lectura de la Fundación Ratón de Biblioteca

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados (requerido)