Los jóvenes son los usuarios que han llegado a nuestras bibliotecas comunitarias con intereses muy destacados por su propósito y pasión del momento. Clasificar sus inclinaciones y condensarlas ha sido el reto de la Fundación durante los últimos años. Por ejemplo, llegan a nuestras bibliotecas con el afán de pertenecer a los diversos grupos y […]

Los jóvenes son los usuarios que han llegado a nuestras bibliotecas comunitarias con intereses muy destacados por su propósito y pasión del momento. Clasificar sus inclinaciones y condensarlas ha sido el reto de la Fundación durante los últimos años. Por ejemplo, llegan a nuestras bibliotecas con el afán de pertenecer a los diversos grupos y programas. Dentro de estos talleres existe una oferta de periodismo juvenil en el cual se han vinculado desde una propuesta de formación ciudadana.

El periodismo se ha convertido en una estrategia dentro de nuestros procesos formativos por su contenido sobre la realidad.

Los jóvenes, sí leen, solo que en este mundo globalizado los tipos de textos y formatos han cambiado y se han transformado con las medios del momento, por ello, el periodismo juvenil podría ser una estrategia dentro del aula de clase, pues los jóvenes quieren leer historias objetivas que se asemejen a su realidad.

En la planeación de los talleres, además de los contenidos, se debe propiciar el encuentro con personas de su misma edad, y saber que ellos están interesados en comprender su entorno y contarlo a través de los géneros periodísticos que les permiten narrar sus historias.

Los jóvenes quieren leer a otros jóvenes que como ellos plasman sus realidades y las asumen de una manera más pragmática.

Con esto, se acerca a los chicos a otro tipo de materiales de lectura como: la crónica, el perfil, la noticia, el reportaje, entre otros, los cuales les enseñan que existen otro tipo de géneros que se asemejan más a sus gustos e historias.

Esta mirada de la realidad provoca en los jóvenes una postura más observadora y crítica de su entorno.

Otra estrategia sería vincular a los chicos a la creación de un periódico escolar, virtual o físico, donde plasmen mensualmente lo que sucedió, sucede o sucederá durante el año escolar, haciendo uso de la escritura creativa desde los distintos géneros periodísticos; por ejemplo, hacer un perfil destacado de su rector o de un alumno cada mes, escribir noticias importantes de la semana, escribir el perfil del colegio para que el resto de alumnos tengan una nueva mirada de su institución, hacer una crónica de alguno de sus egresados o sobre sus docentes. Además, el proceso puede ser aprovechado por el resto de estudiantes desde el diseño, la fotografía, imágenes, temas de interés, sesiones y destacando y desarrollando las distintas habilidades de los interesados.

El periodismo es un acercamiento a las competencias específicas de la lengua castellana que forman el ser y el saber hacer. Un joven que se pregunta por su contexto, por lo que sucede a su alrededor es un ciudadano competente y transformador de las condiciones sociales en las que le toca desempeñarse.

Maritza Montoya Pérez
Promotora Fundación Ratón de Biblioteca


Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados (requerido)